The End

Pues si, el fin de AK Madrid, al menos tal y como lo hemos conocido. Rachel nos explica en su blog los motivos de esa decisión, que sinceramente los habituales ya esperábamos viendo la floja entrada que registraban los últimos meses del evento, con la excepción del 14 de mayo, víspera de festivo en la capital. Más de una vez salimos de allí diciendo “Disfrutemos mientras podamos, que no está muy claro cuanto le queda a esto”.

Esta historia comienza en algún momento del mes de septiembre de 2008. Yo había terminado una relación de 8 años, y me convertí en uno más de los que liberan el estrés de la ruptura a base de juergas salvajes. Entonces Manolito me enseñó un vídeo en Youtube, que creo que no era este, pero era de una actuación similar:

Después de las risas comprensibles que provoca ver a un friki salir a un escenario en bici y cantar “Hell Bent For Leather”, enseguida sentimos envidia, porque queríamos ser ESE FRIKI que se caracterizaba para salir a un escenario y cantaba un tema metalero en un karaoke. ¡Judas Priest en un karaoke, donde el 95% del material que tienen es mierda!.

Poco tiempo después de aquello, no sé que buscaba en Internet, pero encontré que ese show se llamaba Anti-Karaoke, y se celebraba todas las semanas en Barcelona y una vez al mes en Madrid. Por aquel entonces, el último miércoles de cada mes. Así que allí fuimos en octubre de 2008 (como pasa el tiempo) y descubrimos una fiesta rockera pasadísima de vueltas, una locura colectiva en el sótano de la sala El Sol. En aquel momento me pareció la fiesta con la que llevaba soñando toda mi vida. ¿Como es que esto no existía antes?

Manolito canta y toca la guitarra desde hace bastantes años y por tanto le costó muy poco lanzarse al escenario. Con un cutre-disfraz de Rob Halford cantó “Breaking The Law” al mes siguiente. Lo mejor es que lo veáis en la galería de vídeos. Es gracioso ver ese vídeo ahora, tan agarrotado y evidentemente sin dominar el medio. Seguid mirando la galería de abajo a arriba (orden cronológico) y veréis su evolución. Yo por mi parte no tenía confianza en mi voz porque nunca la he tenido bonita, así que me limité a hacer de guitarrista con guitarra hinchable. Primero fui Angus Young en un “Thunderstruck” donde triunfamos como Los Chichos, la verdad es que aquello quedó mucho mejor de lo que me esperaba. Tanto es así, que de cuando en cuando la gente me preguntaba cuando me volvía a vestir de Angus. Fíjate que cosas, Angus es un tío canijo que levanta metro y medio del suelo y yo por aquel entonces pesaba 120 Kg.

Desde entonces, fui Kirk Hammett, Slash,  Amen de Lordi, The Edge, Richard Kruspe de Rammstein, Dan Spitz de Anthrax, Keith Richards y Billy Gibbons de ZZTop. Vamos, que mira que he hecho el indio en ese escenario. Y sin embargo, me daba una vergüenza tremenda. La gente no lo entiende pero es así, para salir disfrazado a un escenario y hacer “air guitar” con una guitarra hinchable tenía que vencer a mis miedos. Evidentemente, cada vez que sales es un poquito más fácil vencerlos. Y repasando algun video a día de hoy, veo que hay actuaciones en las que estoy completamente desatado porque libero la tensión que había acumulado en los minutos previos a salir a escena. Eso sí, una vez encima del escenario, puro placer, a disfrutar. De hecho las canciones se acaban haciendo cortas ahí arriba. Así que muchas gracias, AK por darme una oportunidad de enfrentarme a mis miedos y vencerlos. Seguramente no es fácil de entender desde fuera, pero es así.

Una vez que ya tenía más o menos dominado el reto de disfrazarme y salir con una guitarra hinchable al escenario, empecé a pensar en cantar. Ya había hecho coros en alguna actuación y se trataba simplemente de buscar canciones que se pudieran adaptar a mi voz. Como siempre dijo Rachel, lo más importante en el AK no es la aPtitud, sino la aCtitud. Debuté con un “Fight for your right” cantado a medias con Manolito y creo que aquella noche fue la cumbre de superación de miedos. Estaba en tal estado de pánico que estaba seguro de que me iba a quedar en blanco y se me iba a olvidar la letra. No ocurrió y desde entonces, cuando me subí al escenario fue para cantar.

No quiero dejar de hablar de la “pandilla AK” que se fue formando con el tiempo: desde Uvejo, Eddie Ramone, Lizard King, El Inquebrantable McGinty  y El Ginecólogo que estaban ahí antes que nosotros a gente que fue apareciendo más tarde: Crazy Brunette, Rachel’s Dirty Cousin, Empleada Del Mes, LA Woman, los hermanos Barrero, Peter Parker, Reina Fartera, Suspe, Quiero Follarme A Una Indie, Mr. Tuckelberry… una pandi que se ha pegado buenas fiestas independientemente del AK y en la cual se ha formado hasta alguna parejita gracias al show Wink Gente con la que he vivido muy buenos momentos, así que gracias por todo también a vosotros.

Y para despedir este tocho, por supuesto quiero agradecer a Rachel que tuviera una idea tan loca, que la pusiera en práctica en Barcelona y luego se la trajera a Madrid. El AK ha sido parte importante de la vida de mucha gente en estos últimos años. Gracias por todo, un beso muy fuerte y te seguiremos viendo por aquí aunque sea en otros shows Wink

Espero que Rachel cumpla su promesa y organice un AK por aquí de vez en cuando, pero de momento, se acabó lo que se daba. En el fondo, todos sabemos que muy, muy pocas cosas son para siempre.

http://www.youtube.com/watch?v=z9IIn3R6_50

PD: El título alternativo para este post eran “Confesiones de un friki con una guitarra hinchable Smile

 

Share

Deja un comentario

Posted by: Rigodón on